De Puente Alma a El Arsenal, París monumental

Puente Alma

Este recorrido aguas arriba del Sena, desde el puente Alma hasta el Port de l’Arsenal, nos permitirá descubrir paisajes emblemáticos de la ciudad al tiempo de realizar un recorrido por algunos momentos de su fantástica historia.

El punto de partida es la estación de metro Alma-Marceau, de la línea 9, en la intersección del Puente de Alma y la avenida Marceau. Fue inaugurada en 1923 y su nombre recuerda la Batalla de Alma, que culminó con la victoria de las fuerzas franco-británicas sobre las rusas en la famosa Guerra de Crimea durante 1854.

Es custodiado por El Zuavo, una estatua dedicada a los legendarios soldados de infantería; fue removida en la década del 70 del siglo pasado, cuando el puente original de piedra resultó demasiado estrecho y fue sustituido por el puente actual.  A la izquierda se encuentra el Grand Palais, magnífica construcción de hierro, vidrio y piedra, y enfrente el Petit Palais, el Museo de Bellas Artes de París.

Continuando hacia el puente Alexandre III disfrutaremos de excepcionales obras de arte decorativo de la Belle Epoque, como el Pegaso de bronce.  A la derecha, la Explanada de los Inválidos, actual reino de los lanzadores de discos voladores.  Luego cruzaremos el Pont de la Concorde que fue construido con piedras de la Bastilla, conectado con la Plaza de la Concorde.

Allí se encuentra la Asamblea Nacional y se reúnen las familias con niños que saludan el paso de los barcos turísticos. A la izquierda se ve la antigua estación de trenes de Orsay que desde 1977 es uno de los mejores museos del mundo.

Nuestra próxima etapa es el puente Leopold Sedar Senghor, de innovadora arquitectura, cuyas escaleras conducen a las Tullerías. Desde aquí veremos la torre Montparnasse a un lado y Sacré Coeur al otro; si seguimos avanzando llegaremos al Museo del Louvre con su enjambre de turistas. Regresamos al Sena por el Pont des Arts desde donde se obtiene una de las mejores vistas del corazón de la ciudad.

Aquí se encuentra el Quai du Louvre con sus puestos de libros, el Pont Neuf y el Quai de la Mégisserie, que parece un arca de Noé con un sinfín de mascotas que esperan ansiosas a sus nuevos dueños. Luego veremos el Pont Notre-Dame,  que conecta con la Ile de la Cité y su vistoso Quai de Montebello con paseo marítimo incluido.  El Puente de  l’Archevêché, nos permite llegar a la isla de Saint Louis.

Pronto culmina el paseo; nos falta cruzar el Pont Marie para regresar a la margen izquierda del Sena.  Pasando el Quai des Célestins hacia la izquierda llegamos a El Arsenal, que desde 1983 alberga un hermoso puerto deportivo.

Foto: vía Wikipedia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Turismo en París


Deja tu comentario