La popular Plaza de la Bastilla

Plaza de La Bastilla

¿Quieres conocer el lugar exacto en el que sucedió el famoso episodio de la Toma de la Bastilla que dio origen a la Revolución Francesa? Entonces debes visitar la Plaza de la Bastilla, que se encuentra en el distrito 11, frente al moderno edificio de la Ópera de París.

La Bastilla fue una estructura defensiva destinada a proteger el lado este de la ciudad, pero en el siglo XVIII se convirtió en un símbolo de la opresión y luego en el emblema de la libertad para todo el mundo.

Ya no queda casi nada de la antigua fortaleza, aunque algunas de sus huellas pueden descubrirse en la calle Saint Antoine, en la pequeña plaza Henri Galli cerca de la estación del metro y en un “pavimento especial” en la plataforma de la estación de La Bastilla de la línea 5 del Metro de París. Sin embargo la memoria de aquellos acontecimientos está viva en toda la ciudad de París, como por ejemplo en los bajorrelieves del monumento de la Plaza de la República y, por supuesto, en la Plaza de la Bastilla.

De hecho, la Plaza de la Bastilla se construyó sobre las ruinas de la fortificación que fue demolida entre 1789 y 1790, después de haber sido asaltada por el pueblo de París el 14 de julio de 1789. Interesará al visitante saber que la demolición demandó el trabajo de 800 operarios y que las piedras fueron vendidas a la ciudad de París para la construcción del Puente de la Concorde.

La plaza es custodiada por la Columna de Julio, una creación del arquitecto Alavoine, emplazada en 1833; está asentada sobre un pedestal de mármol blanco bajo el cual descansan los restos de las 615 personas muertas durante las revoluciones de 1830 y 1848 cuyos nombres están grabados en el bronce.

En la cima luce el Espíritu de la Libertad, una escultura de Dumont en bronce dorado. Este genio alado sostiene en una mano una cadena rota y en la otra la antorcha de la civilización; está listo para emprender el vuelo hacia la libertad, con el pie izquierdo apoyado sobre la esfera terrestre y la pierna derecha levantada.

La columna tiene 46.3 metros de alto y está compuesta por 21 tambores cilíndricos y una pieza de 11 toneladas de bronce. El pedestal fue construido durante el Primer Imperio para sostener al Elefante de París, una impresionante fuente-escultura ordenada por Napoleón para celebrar sus victorias, pero en realidad sólo se llegó a construir un modelo en yeso. El monumento fue desmantelado en julio de 1846. La Plaza de la Bastilla fue inaugurada el 28 de abril 1840 y es un lugar de encuentro para actividades como el Bal Populaire, cada 13 de julio por la noche.

Foto: via Wikipedia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Callejero de París, Historia de Paris


Deja tu comentario