El extravagante parque Monceau

Parque Monceau

El parque Monceau de París, es un parque de estilo inglés, del siglo XIX, donde estacan pabellones, grutas y muchos árboles y plantas exóticas que veremos a continuación.

Fue en 1778 cuando el duque de Chartres, que más tarde sería el duque de Orléans, se lo encargó al pintor, diseñador, escritor y paisajista Louis Carmontelle. Así, este artista ideó un jardín de los sueños, muy exótico y lleno de extravagancias en cuanto a arquitectura.

Pero fue el escocés Thomas Blaikie quién trazó una zona de jardines al estilo inglés en 1783. Lo adquirió el Estado en 1852, aunque su mayor parte a parar a manos privadas. Aún así, se conservan públicas las 9 hectáreas restantes que han sido restauradas por Adolphe Alphand.

Al principio fue conocido como la Folie (locura) de Chartres, ya que el duque mandó construir réplicas a pequeña escala de edificios característicos de otras culturas: pirámide egipcia, construcciones chinas, templo romano, castillo gótico, pagoda, granja suiza…

Estas locuras están acompañadas de puentes originales que sirven para unir el parque en distintos puntos sobre el río y estatuas de personajes franceses muy famosos como Frédéric Chopin, Ambroise Thomas, Guy de Maupassant o Alfred de Musset.

Es uno de los parques más elegantes de París, pero no conserva la grandeza de su época. Queda un estanque naumachia flanqueado por columnas corintias. Hay también una arcada renacentista, pirámides, un río y el pabellón de Chartres, que antiguamente se usaba como casa de aduanas.

Este parque tan extravagante sirvió de inspiración a grandes artistas como Claude Monet, Marcel Proust o Hector Berlioz.

Si queremos practicar deportes, hay una pista municipal para patinadores en medio de este parque. Como dato curioso deportivo, el parque fue el escenario de aterrizaje de André Jacques Garnerin, en 1797, cuando realizó el primer salto con paracaídas de la historia.

Está situado entre el 8º y el 17º barrio de París, abre todos los días de la semana desde el amanecer hasta el atardecer. Se debe acceder al parque desde el Boulevard de Courcelles. La parada de metro más cercana es la de Monceau, y los autobuses que nos llevan hasta el parque son las líneas 30, 84 y 94.

Foto vía: Guillaume Jacquet

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Callejero de París


Deja tu comentario