Sainte Chapelle, una joya del gótico parisino

Sainte-Chapelle

La Capilla Santa es una iglesia que fue construida entre 1242 y 1248 con el propósito de acoger en su seno las reliquias de la Pasión de Cristo, que se componen de la Corona de Espino y un trozo de la Santa Cruz.

Esta iglesia de estilo gótico, que hoy en día no alberga ninguna reliquia, se encuentra situada en la Île de la Cité en París. Se compone de dos plantas.

A la capilla de la planta alta, en sus tiempos, sólo podían acceder el rey y sus allegados por ser el lugar donde se encontraban las reliquias. La planta baja se reservaba para el resto del personal del palacio.

En la capilla superior podremos apreciar una decoración suntuosa, con esculturas y 15 vidrieras que narran estractos de La Biblia desde el Génesis hasta la Resurrección de Cristo.

En la capilla inferior nos encontramos una estatua de la Virgen presidiendo la estancia. En esta sala predominan los colores rojos y azules y tratan de reproducir la decoración medieval que la iglesia solía tener.  Aún así, en el ábside de la izquierda se puede apreciar un fresco de la Anunciación que data del siglo XIII y que es el mural más antiguo de París.

A lo largo de los años esta iglesia ha sufrido muchos destrozos, pero las vidrieras que se pueden apreciar actualmente todavía son las de 1242.

Para encontrar esta joya de edificación debemos ir al número 8 del Boulevard du Palais de París.

Los horarios de visita de la iglesia son de 9.30 a 13 horas y de 14 a 18 horas desde el 1 de marzo hasta el 31 de noviembre. El resto del año abre media hora antes y cierra una hora antes. Aún así, los miércoles entre el 15 de mayo y el 15 de septiembre permanece abierta hasta las 21 horas.

Foto vía: Benh Lieu Song

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Que ver en Paris


Deja tu comentario