El Museo del Fumador

Museo del Fumador, Paris

En ocasiones, las guías no muestran todos los lugares interesantes de una ciudad; y es que si pensamos en la gran cantidad de oferta cultural que puede contener por ejemplo París, se hace imposible resumirla toda en una pequeña guía de 20 o 30 páginas.

No obstante, si paseamos y dejamos que esta ciudad nos abrace, seguramente podremos descubrir, casi por casualidad, lugares increíbles. Quizá esa sea la mejor forma de conocer una ciudad, perdiéndose por sus calles y descubriendo lugares que hacemos un poco nuestros al no contar con ninguna referencia sobre ellos.

Hoy hablaremos de uno de esos lugares que la gente suele encontrar por casualidad. Emplazado en una discretísima calle del distrito 11, localizamos una pequeña tienda. Una tienda que a simple vista no parece albergar ningún elemento especial, aunque su nombre sea el de Le museé du fumeur. Es únicamente al entrar cuando podemos observar la gran cantidad de tesoros que acoge.

Aquí hay que hacer una pequeña anotación. No importa que detestemos el hábito del tabaco. Debemos ir un poco más allá y entender que éste ha existido durante siglos, y que por tanto, forma parte de la cultura de muchas ciudades. Hacer un recorrido en la historia del mismo nos ayudará a entender mejor ciertos aspectos de la cultura francesa. Y es que este museo no trata del tabaco, trata más bien del fumador. Una mirada cercana al hábito que poco a poco fue adoptando el mundo occidental como actividad recreativa.

Es posible encontrar objetos bastante curiosos. Pipas ceremoniales, pitilleras, mecheros de todo tipo o pipas de madera al estilo Sherlock Holmes. Además, se hace interesante el recorrido que hace por el paso del tabaco por la publicidad, con numerosos carteles y publicaciones que muestran que valores vendían las empresas para poder posicionar su producto.

Quizá no sea un imprescindible en París. Pero lo cierto es que cuenta con bastante encanto. Observar como han evolucionado las cosas dese los orígenes de este hábito es cuanto menos curioso.

Foto vía: Sortir à Paris

Imprimir

Categorias: Museos de Paris, Que ver en Paris


Deja tu comentario