El origen del Mayo del 68 en París

Mayo francés

Conocemos como Mayo francés (Mayo del 68) las protestas llevadas a cabo en Francia, especialmente en París, durante mayo y junio de 1968. Estas protestas fueron el detonante de la mayor huelga general de la historia de Francia, una huelga que aglutinó a obreros, sindicatos y como no podía ser de otra forma a sus impulsores, los jóvenes estudiantes de izquierdas.

Para entender Mayo del 68 debemos entender el origen de las protestas estudiantiles, pues todo conflicto tiene una mecha, un detonante. En este caso habría que situarse en otro movimiento previo, un movimiento surgido el 22 de marzo de 1968 en la facultad de Nanterre, París. Éste, de inspiración libertaria, tendría como precursores personalidades como Daniel Cohn-Bendit y Serge July, y sería el capítulo inicial de este episodio trascendental en la historia de Francia.

Los antecedentes del 22 de marzo pasaban desde las quejas de varios sectores estudiantiles ante la falta de libertad sexual, social, cultural y política; el plan Fouchet, encargado de reformar la enseñanza que intentaba establecer sistemas de selección para acceder a las carreras; o el apoyo incondicional de este sector a las protestas en contra de la guerra de Vietnam. Sea como fuere el mundo, ya no sólo París, se estaba despertando. Los estudiantes de Nanterre veían atónitos y con admiración la Revolución Cubana, la guerra de la independencia de Argelia o la revolución cultural en China entre otros episodios. No resulta extraño pues que llegara un momento en el que finalmente decidieran alzar la voz y protestar por todo aquello que les parecía injusto.

En 1967, los estudiantes comenzaron a aumentar los actos protesta en contra del Plan Fouchet. Durante estos primeros días del curso académico se comenzaron a programar asambleas, debates y coloquios que ponían de manifiesto la opinión generalizada de algunos grupos de estudiantes, generalmente relacionados con la izquierda.

Además de arremeter duramente contra la política educativa, entre otras, también intentaban protestar y exigir una libertad de expresión política dentro del campus.

Así pues, cuando el 21 de marzo de 1967, un grupo de estudiantes de Nanterre entró en el edificio de la residencia universitaria femenina gritando “¡Libertad de circulación!”, se daba el primer paso ante una serie de actos que intentaban por un lado incomodar al gobierno y por otro manifestar su desacuerdo con sus políticas. Esta incursión tendría duras consecuencias para sus ejecutores, pues entre otras cosas por la universidad comenzó a circular una lista de 29 alumnos, una lista negra para los profesores que deberían expulsar a dichos personajes de sus clases.

Así, frente al apoyo unánime del resto de colectivo estudiantil, tomaba forma un movimiento irreverente, molesto y desafiante para la autoridad.

Tan sólo un año más tarde, marzo del 68, la sede de American Express era apedreada por jóvenes manifestantes durante una manifestación de apoyo al pueblo vietnamita contra el imperialismo americano.
Abril tampoco fue un mes tranquilo, pues las detenciones en la anterior manifestación provocaron numerosas quejas por parte de los estudiantes que se manifestaban constantemente en mítines y charlas en contra de la represión policial.

Todos estos movimientos de protesta, sumados a la fuerte tensión con el movimiento neofascista Occidente que evidentemente apoyaba la guerra de Vietnam, comenzaron a desembocar en incidentes violentos que obligaron al decano de la universidad a cerrar la facultad el 2 de mayo hasta los exámenes de junio.

Un día después, el 3 de mayo, los estudiantes se dirigieron firmemente hasta la Sorbona, lugar en el que se fraguaría una protesta por el cierra de la facultad y el apoyo a los compañeros reprendidos por el orden.

El encierro que protagonizaron puso en alerta a las autoridades que comenzaron duros enfrentamientos contra los estudiantes, deteniendo a todo aquel que intentara oponerse a la dispersión del encierro. Las cargas se van endureciendo en esta jornada creando las primeras barricadas en el Barrio Latino. Las autoridades creen tener controlado el estallido estudiantil, pero lo cierto es que no son conscientes de que es precisamente allí, en esas barricadas, dónde comenzaría el verdadero mayo del 68.

Otros enlaces de interés:

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Paris


Deja tu comentario