París durante el Siglo XX

Expo de Paris 1900

El siglo XX llegó a París con la Exposición Universal de 1900, fecha en que fue erigido uno de sus mayores iconos, la Torre Eiffel. Poco después llegarían el tendido eléctrico y la iluminación de las calles y los inicios del Metro, en lo que se puede considerar como una de las épocas doradas de la capital francesa. El principio de siglo también vino acompañado de la celebración de los Juegos Olímpicos en dos ocasiones, en el 1900 y en 1924, aunque no todo fueron buenas noticias, ya que un desbordamiento del Sena en 1910 provocó unas terribles inundaciones, las peores hasta la fecha.

Durante los años de la Primera Guerra Mundial, París resultó bombardeada pero los daños no fueron tan graves como en otros casos, y durante los años posteriores al fin de la guerra la ciudad experimentó un periodo de esplendor artístico, así como tiempos convulsos en cuanto a las políticas laborales. En el año 1919, las comunicaciones entre París y Londres se consolidan aun más, gracias a inauguración de la primera línea comercial entre ambas ciudades.

Durante la Segunda Guerra Mundial, a partir de 1940, la ciudad fue tomada por las tropas alemanas y la población judía fue la que se llevó la peor parte. La ciudad se salvó de ser destruida cuando el General Dietrich von Choltitz decidió entregarse en lugar de destruir París, como le había ordenado el propio Hitler. Como consecuencia de la ocupación y la guerra, París experimentó una importante caída demográfica y gran parte de su población abandonó la ciudad para instalarse en las afueras.

En Mayo de 1968 se produce la revuelta de los estudiantes y los obreros (la mayor de las huelgas generales de Francia) en contra del poder establecido, lo que provocó la renuncia de Charles de Gaulle, y más tarde condujo a que la ciudad consiguiese la autonomía como municipio. En los últimos años del siglo llegaron los grandes museos e instituciones culturales como el Museo de Orsay, el Arco de la Defensa, la Biblioteca Nacional de Francia o la Ópera-Bastilla.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Paris


Deja tu comentario