Un viaje en barco por París en el Batobus

Batobus en Paris

¿Sabías que puedes vivir en París y hacer del río tu medio de transporte predilecto, o descubrir la ciudad de una manera original? Hay una línea regular, el Batobus, aunque también puedes alquilar una embarcación por un día o un fin de semana, una «navette» fluvial si viajan en grupo y hasta tomar un crucero para conocer la ciudad y los alrededores.

Para saber todo acerca de esta original forma de desplazarse, te invitamos a conocer el Puerto Autónomo de París y dar un paseo por el Sena.

Información sobre el Puerto de París

El Puerto Autónomo de París es un puerto fluvial de mercancías y pasajeros; actualmente es el mayor puerto fluvial de Francia y segundo en Europa con 20 millones de toneladas transportadas por agua en el año 2008. También es líder mundial de puertos turísticos con más de 7 millones de pasajeros transportados. Posee grandes plataformas multimodales que permiten combinar el transporte fluvial, marítimo, por carretera, ferrocarril y con los tres grandes puertos marítimos de Francia: Gennevilliers, Bonneuil-sur-Marne y Limay.

Creado en el año 1970, ha fomentado la protección ambiental y la ecología urbana, integrando al paisaje el río y sus riberas y ha sabido modernizarse y adaptarse a las necesidades turísticas. Es que la Ile-de-France es el primer destino turístico del mundo y uno de cada cuatro turistas que visitan la capital, utiliza los servicios fluviales, que pueden abordar en alguna de las treinta y cuatro paradas que tiene en todo su recorrido.

Además de las distintas opciones, hay un servicio de ocho cruceros que son verdaderos hoteles flotantes para combinar el placer de la navegación con las compras y el entretenimiento. Los cruceros que parten del Puerto Autónomo recorren París, e Ile-de-France y llegan hasta Normandía o Borgoña.

Cruceros por el Sena

El Batobus es una lanzadera fluvial que permite viajar por el Sena y subir o bajar en 8 paradas: Torre Eiffel, Campos Elíseos, Museo de Orsay, Louvre, Saint-Germain-des-Prés, Notre-Dame, Hôtel de Ville y Jardin des plantes. Los barcos tienen una frecuencia de entre 15 y 25 minutos, y el servicio funciona entre fines de marzo y principios de enero. Los billetes tienen distintas modalidades: un trayecto único de cuatro escalas, abonos para un día, dos, un mes entero o un pase de temporada.

Si prefieren algo más activo, pueden alquilar una nave para pasear durante el fin de semana o toda una semana, en el Puerto Deportivo Arsenal.  No es necesario gestionar permiso de conducción de barcos y  las naves tienen capacidad para dos hasta doce personas.

Podéis reservar vuestro crucero en: Cruceros por el Sena

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Turismo en París


Deja tu comentario