El Pensador, el escultor, el jardín y las rosas

El Pensador

Los jardines del Hotel Biron, actualmente Museo Rodin, tienen una extensión de tres hectáreas; se trata de un verdadero museo a cielo abierto, dividido entre un jardín de rosas y rincones que recrean el espíritu naturalista del siglo XVIII, obra del arquitecto paisajista Jacques Sgard en la remodelación que se realizó en 1993.

Recorriendo los senderos de este jardín nos encontraremos con Adán y Eva, bronces como los de Orfeo y estudios como el de los Burgueses de Calais, todas obras de Rodin, junto con muestras de artistas contemporáneos que homenajean al genio de Rodin como François Morellet. Las esculturas de bronce están allí desde antes de la Primera Guerra Mundial; el famoso Pensador fue instalado en el Museo Rodin en 1922.

Las esculturas de mármol contribuyen a la creación de la atmósfera poética del jardín, aunque algunos debieron ser colocados a resguardo en una galería, pero pueden ser contempladas desde el exterior.  Actualmente las esculturas están agrupadas por temas y reciben cuidados regularmente para preservar la pátina del tiempo y al mismo tiempo la integridad de las obras.

Las fuentes ocupan un lugar especial en los jardines del Museo Rodin. Un sendero sinuoso nos lleva a cada una de ellas, que se combinan con una vegetación húmeda que siempre cubre sus bordes, con tanto arte que cada fuente es como un pequeño jardín.

Así, por ejemplo la fuente Astilbe presenta esta especie vegetal en color púrpura o blanco, valerianas blancas y reinas del prado en el fondo; o la fuente de las azucenas, en color amarillo y naranja, con geranios, luzulas y valeriana. Se destaca la Fuente de los Helechos, con varios géneros y especies, algunas raras como el Trollius europaeus de color amarillo oro que se combinan con las prímulas de color púrpura pálido.

En cuanto a las esculturas, podremos ver el Jardín de Orfeo, con la escultura de Orfeo implorando a los dioses, espectacularmente expresiva, integrada al jardín de manera que parece surgir de la roca, con hiedras y otras plantas venenosas a sus pies.

Aquí, en el corazón de París, se cultiva la exquisita rosa Rodin. Fue creada en el año 2005 y después de la rosa norteamericana «Knock-Out®» es la que más premios ha ganado, como los AARS y ADR que son los más codiciados en el mundo de las rosas.  Es muy bella y resistente, como quizás lo fue Rose Beruet, la primera esposa del artista…

El parque-jardín del Museo Rodin abre todos los días excepto los lunes de 9h30 a 17h, y se debe pagar entrada. Tiene una cafetería que abre en los mismos horarios que el Jardín y es muy fácil llegar, en el 79 rue de Varenne, París.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Museos de Paris


Deja tu comentario