El diablo viste a la moda… de París

Petit Palais

Esta excelente película protagonizada por Meryl Streep y Anne Hathaway, que en castellano se conoció como «El diablo viste a la moda», se desarrolla en varios sitios emblemáticos de la ciudad de París. Les invitamos a descubrirlos al ritmo de la fascinante trama de «Diable s’habille en Prada».

Una de las estrellas es la avenida Montaigne Bucherie, centro de las tiendas de marca y diseño de París. Aquí Miranda Priestly ha armado su reino de la moda; tiránica,  fascinante y temida, la figura de Miranda está inspirada en Anna Wintour, la editora en jefe de la revista American Vogue.

La película fue dirigida por David Frankel; Anne Hathaway cumple el rol de una joven brillante que se convierte en ayudante de Miranda en su afán por alcanzar la cima como periodista. Entre ambas se desarrollará una relación que desnudará la frivolidad del mundo de la moda para descubrir el deseo de amar y ser amado que anida en todos los corazones.

Andy da sus primeros pasos en el mundo de la moda en escenarios como el Museo Galliera y los muelles de Austerlitz.  Un desfile de modas se desarrolla en el Petit Palais, en el que actualmente funciona el Museo de Bellas Artes de la ciudad; es una joya arquitectónica de principios del siglo XX, frente al Grand Palais. Alberga colecciones de arte desde la antigüedad hasta el siglo XX en un escenario espectacular. Las salas se estructuran en torno a un patio con jardín, que juega con la iluminación y la transparencia de las grandes ventanas acristaladas.

Al final del desfile, Andy va hacia la Plaza de la Concordia, con sus 84.000m2 la más importante de la capital.  Fue erigida en honor a Louis XV entre 1755 y 1775; tiene ocho estatuas orientadas hacia las ocho ciudades de Francia que representan, y un obelisco Luxor de granito rosa, de 3.300 años de edad, que el virrey de Egipto obsequió a Francia en 1830.

En su noche con Christian, Andy debe evitar la jugada que Miranda está preparando en su contra; esta escena se desarrolla en Le Pont des Arts, que fue el primer puente de hierro de París y vinculaba el Louvre y el Colegio de las Cuatro Estaciones, actual Instituto de Francia. Es un puente peatonal de 156 metros de largo, adornado con arbustos y bancos; en 1982 fue destruido por un accidente de barcos pero se restauró devolviéndole su aspecto original. Actualmente es un lugar de encuentro de artistas, pintores y jóvenes de París.

Otra escena con Christian y Andy los muestra caminando por la ciudad después de otro duro día de desfiles; recorren el París medieval, entre el muelle y la plaza de Maubert; un entorno romántico de callejuelas empedradas y pequeñas placitas que ni siquiera aparecen en los mapas.

Foto: Vía Panoramio

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Turismo en París


Deja tu comentario