El Museo Carnavalet, ventana a la historia de París

Museo Carnavalet

La idea de un Museo dedicado a la Historia de París bajo el Segundo Imperio, surgió cuando una gran parte del corazón histórico de la ciudad iba a ser demolido, en el año 1866. A iniciativa del Barón Haussmann, la ciudad adquirió el hotel Carnavalet para destinarlo a la creación de ese museo.

Esta mansión, construida en 1548 y remodelada por François Mansart Francisco en el siglo XVII, fue el hogar de Madame de Sevigné entre 1677 y 1696. Abrió sus puertas como museo en 1880 y varias veces fue ampliado hasta que en 1989 ocupó el adyacente Hotel Le Peletier de Saint-Fargeau, que había sido construido en 1688 por Pierre Bullet, por eso se dice que el Carnavalet es un museo en dos mansiones.

Sus colecciones constan de cerca de 600.000 objetos organizados en ciento una habitaciones que muestran la evolución del diseño y decoración de interiores desde el siglo XVII hasta la actualidad, y dos jardines que contienen más de mil plantas floridas, lo cual convierte al Museo Carnavalet en el que posee el mayor número de colecciones en la ciudad de París.

Aunque esencialmente es un museo histórico, el arte ocupa un lugar importante en el museo Carnavalet, como su original galería de obras en exhibición; y también el Museo está presente en el arte, como por ejemplo el lujoso salón del baile del hotel Wendel, pintado en 1925 por José María Sert  Malthus para perpetuar el Museo Carnavalet en la tradición y la reputación de originalidad de los disfraces de los parisinos.

Al descubrir los edificios que se han sucedido en el sitio, desde la antigüedad hasta el siglo XX, el visitante mira hacia atrás en el tiempo, desde los lejanos baños, la muralla y puerto de la antigua Lutecia, pasando por la antigua capilla del Hotel-Dieu, los restos medievales de la calle Neuve-Notre Señora, los cimientos del hospicio Inclusa, siguiendo las pistas de las alcantarillas, hasta los lugares donde se unen el pasado, el presente y el futuro de la ciudad.

Precisamente los vestigios de uno de los barrios más antiguos se encuentra bajo el pórtico de Notre Dame de París, una cripta cuya reconstrucción e interpretación es gestionada por el Museo Carnavalet desde 1980. Aquí se pueden ver los grandes monumentos de Lutecia, el primer proyecto urbano de París, del siglo IV antes de nuestra era. Por ejemplo el foro es la actual calle calle Soufflot; el anfiteatro, el Lutetia Arena; el drama, en la calle Racine; los baños, en el Museo Cluny, el Colegio de France, la rue Gay-Lussac.

El Hôtel Carnavalet se encuentra en el 23, rue de Sévigné, mientras que el Hôtel Le Peletier de Saint-Fargeau está en el 29 de la misma calle y es muy fácil llegar con el metro, RER o autobús; si van en grupo, es imprescindible reservar la visita con anticipación.

Foto: Vía Panoramio – Francesco Liberati

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Museos de Paris


Deja tu comentario