La Torre de Juan Sin Miedo

Torre Juan Sin Miedo

En el contexto de la Guerra de los Cien Años, Francia firmó una tregua con Inglaterra. El conflicto se reanudó en 1407, cuando Juan I de Borgoña, llamado Juan Sin Miedo, ordenó asesinar a su primo Luis de Orleans, hermano del rey Carlos VI, desencadenando una guerra civil que duró treinta años.

Entre 1409 y 1411, Juan Sin Miedo reconstruyó la mansión de París en la que vivía, dotándola de una magnífica escalera y una gran torre, de hecho uno de los mejores ejemplos de la arquitectura gótica de París. La valentía corría por las venas de esta familia, ya que su nieto era llamado Carlos el Temerario; cuando éste murió, en 1477, los bienes de la familia fueron confiscados y el hotel y la torre cayeron en el abandono.

A mediados del siglo XVI la mansión fue vendida en lotes y quedó separada por la rue Française: al oeste quedó la mayor parte, tomó el nombre de Hôtel de Bourgogne y fue el hogar de un grupo de teatro y luego de una cofradía. Del lado este, quedaron otra parte de la mansión, que se llamó Hôtel Mandosse, y la torre.

El Hôtel Bourgogne se hizo famoso por ser la cuna de la comedia francesa con la representación de las obras de Molière en 1680. En cambio el Hôtel Mandosse tuvo una vida azaroza : fue un almacén de caridad, un cabaret… Distintas familias se instalaron en la torre e instalaron allí negocios como cerrajerías y ferreterías.

Pero a mediados del siglo XIX, con la demolición del Hôtel de Bourgogne para abrir la rue Etienne Marcel, la Torre de Juan Sin Miedo se pudo observar en toda su magnitud y comenzó su redescubrimiento; fue declarada Monumento Histórico, pero recién 115 años después, pudo ser restaurada.

Ahora, esta torre medieval con su reloj, que es la más alta del norte de París y en la que se decidió la suerte del reino de Francia en el siglo XV, puede ser visitada. Sofisticada y extravagante, sorprende con su impactante escalera con decorados vegetales que representan especies como el roble, el lúpulo o el espino blanco.

Las habitaciones decoradas tenían su propia letrina, un alarde de confort para aquellos tiempos. Actualmente lucen decoradas y con muebles donados por particulares. Los magníficos vitrales también han recuperado su encanto.

Es muy fácil llegar a la Torre de Juan Sin Miedo, que se encuentra en el 20 de la rue Etienne Marcel, en el distrito 2, con el metro descendiendo en las estaciones Etienne Marcel o Les Halles o en autobús; si llegan en su propio automóvil, entonctrarán un aparcamiento en las cercanías.

Hay entradas con descuento para niños y visitas guiadas individuales o grupales. Además de visitar la torre se puede disfrutar de conferencias, conciertos y exposiciones interesantes sobre la vida cotidiana en la Edad Media; los visitantes extranjeros cuentan con material impreso disponible en varios idiomas.

Foto: Wikipedia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Que ver en Paris


Deja tu comentario