Pasajes de París, la ciudad secreta

Pasaje des Panoramas

Entre la Bolsa y el Palais Royal, existían atajos dentro de la ciudad que se hallaban en ruinas en la época del Barón de Haussman; la ciudad de París los fue transformando en románticos rincones y galerías con bóvedas y techos de cristal que permiten vivir momentos inolvidables. Son los pasajes, que nos llevan a través de una París secreta, escondida y encantadora.

Una caminata de aproximadamente dos horas de duración nos transportará a otros tiempos y otros mundos, pues en París se pueden vivir muchas vidas, entre el lujo, la fantasía y la animación de los lugares más populares.

Passage des Panoramas: uno de los más antiguos de París, se encuentra en el N° 10 de la rue Saint-Marc. Lo encontrarán a la salida del metro Bourse, tomando la rue Vivienne y luego a la derecha. Son tres galerías inmortalizadas por Emile Zola en 1799 en su novela Naná; abundan los locales de antigüedades como monedas y postales, un paraíso para los coleccionistas.

Pasaje Jouffroy: al otro lado del bulevar Montmartre; fue inaugurado en 1847 y se conserva su magnífica bóveda de cristal y sus azulejos a cuadros. Aquí se encuentra también el Museo Grévin de figuras de cera que alberga trescientas impactantes criaturas.  Predominan las boutiques, tiendas de muy buen diseño y librerías de libros raros o antiguos.

Pasaje Verdeau: en el mismo eje, es como un pequeño oasis de paz frente a la animación del Hotel Drouot y el pasaje Jouffroy. Es el reino de los anticuarios y coleccionistas, con sus tiendas de antigüedades, muebles y periódicos de época.

Pasaje Choiseul: se encuentra a la izquierda de la Rue Drouot antes de dar vuelta a la calle Gramont y el bulevar de Los italianos. Es un pasaje popular, con tiendas que van desde joyerías hasta cafés.

A la izquierda de la Rue des Petits-Champs, nos encontramos con el lujo de la galería Colbert, recientemente renovada. Vecina de la Biblioteca Nacional, está la Galería Vivienne, que fue inaugurada en 1826, una de las más elegantes de París. Decorada con mosaicos, luminosa y con tiendas de los creadores de moda, esta galería de estilo Imperio invita a quedarse y tomar una taza de té en sus bonitas terrazas.

Pasaje des Pavillons: es un pequeño pasaje que permite acceder a los jardines del Palais-royal. Bajo sus arcadas encontraremos nostálgicas tiendas de soldaditos de plomo y libros antiguos.

Nuestro recorrido termina frente al Palais-Royal y la Comedia Francesa; todavía nos espera el cielo vidriado de los pasajes que nos permiten llegar hasta la estación del metro.

Foto: Hébrard

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Callejero de París


Deja tu comentario