El Festival del Agua de París

Festival Oh

El manejo del agua y la provisión de agua potable para las grandes ciudades es un problema planetario, al que París no permanece ajena, todo lo contrario, pues la relación de esta ciudad con su río y con el agua, es tan antigua como el mundo. Por ejemplo el Sena, que recorre la ciudad, se originó en el Cuaternario, y los meandros de su curso prehistórico aún pueden detectarse en los bulevares que van desde la Concordia hasta la Bastilla.

El Sena es protagonista del desarrollo, el comercio, la industria, el entretenimiento y la vida cotidiana de los habitantes de París; de hecho, ya en el siglo III a.C., el punto de confluencia con el Marne y el Oise era un activo centro comercial y actualmente su puerto es el segundo puerto de río más grande de Europa.

En cuanto al agua potable, los canales y obras hidráulicas así como el sistema de alcantarillado que se origina en la Edad Media, dan cuenta de la preocupación de la ciudad por este problema y la necesidad de crear una conciencia ecológica para preservar el agua para las generaciones actuales y futuras.

Por eso, si llegan a París en junio, podrán participar del Festival de l’Oh!, un juego de palabras que por su pronunciación recuerda el agua y por su entonación, el asombro y la magia. Es que “agua” en francés, se escribe “eau” y se pronuncia, precisamente, “ó”. Es un gran encuentro popular que se celebra desde 1991 y convoca a miles de turistas, residentes y curiosos en general. Durante dos días, los visitantes pueden participar de espectáculos gratuitos, paseos por el río e intercambios sobre el agua en el área metropolitana.

El primer Festival de l’Oh! se realizó en el departamento de Seine-et-Marne, para celebrar el agua como elemento vital y símbolo de fuerte identidad de la ciudad de París y sus alrededores. Desde entonces los distintos festivales han incorporado atractivos populares a todo lo largo del Sena y el Marne, combinando arte, debates, solidaridad, ciencia y ecología.  Por ejemplo unas enormes barcazas que se han transformado en el evento emblemático del festival, circulan como magníficos escenarios artísticos flotantes.

Otras actividades durante el festival los paseos por el Sena y otros ríos tributarios en todo tipo de embarcaciones, y los artistas que a todo lo largo del río, reinventan sus muelles, esclusas, instalaciones y red de alcantarillas, trabajando a la vista del público.

Foto: CG94

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Ocio en París


Deja tu comentario