Petite Ceinture, un espacio único en París

Petite Ceinture

La Petite Ceinture es un espacio único en París, lleno de historia, con innumerables valores paisajísticos y geográficos que conforman un lugar ideal para el descubrimiento: se trata de una antigua doble vía ferroviaria de 32 Km. que rodeaba los bulevares de Maréchaux; actualmente ganada por la Naturaleza, es un paseo ecológico de inesperada belleza.

Esta vía se construyó entre 1852 y 1869 y estaba bordeada por 29 estaciones. El Ferrocarril funcionó hasta 1934 en que fue reemplazado por un servicio de autobuses en casi toda su extensión que lleva el mismo nombre: PC.

La sección Pont-Cardinet à Porte-d’Auteuil estuvo en funcionamiento hasta 1985 antes de ser, en parte, vinculada a la línea RER C. En la actualidad, sólo una parte de la red, al norte de París, sigue conectando las estaciones con trenes de carga y a veces de pasajeros.

La mayor parte de la Petite Ceinture se desarrolla en los distritos 12 y 16. Su nacimiento está en el distrito 12, en la Plaza Charles Péguy, en el 21 de la rue Rottembourg, actualmente un jardín comunitario y un sendero natural señalizado de 200 metros de largo donde se expresa la diversidad biológica de la ciudad.

Aquí podremos ver la flora típica de la pradera, arbustos y el sector de árboles que tiene también un espacio para reproducción de especies que luego son replantadas, y también descubrir la fauna típica de estas formaciones. Este Jardín Comunitario tiene también dos parcelas para intercambio de semillas y actividades educativas.

En el distrito 16, la Petite Ceinture es un lugar excepcional; ubicado entre Porte d’Auteuil y Porte de la Muette, proporciona un lugar para el descubrimiento de una riqueza poco comunes en una ciudad: un endero de 1500 metros a lo largo de las seis estaciones ecológicas más representativas de la región.

Interesará al visitante saber que el tramo entre Auteuil y la Gare Saint-Lazare se utilizaba principalmente para el transporte de mercaderías, ya que sólo había grandes fincas rurales, y en 1930 transportaba pasajeros a través del puente de Auteuil.

Cuando el servicio dejó de funcionar, la hierba se adueñó de las vías y terraplenes, y naturalmente comenzaron a desarrollarse árboles como el arce y el saúco y poco a poco se formaron verdaderas bóvedas vegetales que proveen sombra y frescura en el verano.

Este paseo es accesible para las personas con movilidad reducida, inclusive se puede acceder a un dispositivo motorizado capaz de desplazarse sobre terrenos ligeramente accidentados. La Petite Ceinture y los senderos naturales se encuentran abiertos al público; recomendamos consultar los horarios de los Jardines de París según la época del año.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Turismo en París


Deja tu comentario