Museos y jardines, hermanos para siempre

Museo Bourdelle

¿Sabías que, de los catorce museos municipales de París, varios tienen espacios ajardinados que también se abren al público? La entrada es gratuita, y son espacios secretos, inimaginables desde la calle, ideales para paseos de verano y para disfrutar la ciudad con todos los sentidos.

Petit Palais: Avenida Winston Churchill, distrito 8. Metro: Champs-Elysees-Clemenceau. El Petit Palace o Museo de Bellas Artes de París, entre los Campos Elíseos y las orillas del Sena, tiene un impresionante jardín que fue completamente renovado en el año 2005. Alberga una fuente de azulejos y bajo las palmeras, se han ubicado unas mesitas y sillas para sentarse a disfrutar de una copa en un entorno romántico y con mucho estilo.

Carnavalet: 23 rue de Sévigné, distrito 3. Metro: Saint Paul-o Chemin Vert. Es el Museo de Historia de París, que funciona en dos hoteles de los siglos XVI y XVII. El jardín es de perfecto estilo francés, con bancos de teca frente a las esculturas. También hay un jardín medieval que se puede visitar en verano.

Cognac-Jay: Rue Elzevir. Metro: Saint-Paul, Chemin Vert, Rambuteau. Este museo inaugurado en 1929 funciona en una mansión del siglo XVI; está dedicado a la historia y la vida en el siglo XVII a partir de la colección privada de Ernest Cognacq. El jardín amurallado de estilo francés está abierto desde mediados de mayo hasta mediados de septiembre y con horario restringido; se debe solicitar la visita.

Casa de Balzac: 47 rue Raynouard, distrito 16. Metro: Passy, La Muette. RER C estación Radio France o Boulainvilliers. La Maison de Balzac se encuentra en Passy, contra la colina de Chaillot. En el tercer piso el escritor completó su obra “La Comedia Humana” trabajando casi 20 horas por día. Los ventanales dan a un jardín con orientación sur, exótico y adoquinado, con césped rústico, arbustos y rosas perfecto para la lectura, la reflexión y la inspiración.

Bourdelle: 16 rue Antoine Bourdelle, distrito 15. Metro: Montparnasse – Bienvenue o Falguière. Son tres jardines al pie de la torre de Montparnasse. Uno exterior, es visible a través de la reja, y está habitado por caballos de bronce y monumentos de todos los tamaños. Los dos interiores tienen sombreados senderos y albergan innumerables estatuas entre los árboles. Más allá se descubre el taller del artista, que se conserva como estaba después de su muerte en 1929.

Queda mucho en el tintero, como el Museo de la Vida Romántica, en el 16 de la rue Chaptal, con su encantador invernadero, una cueva artificial y mesas y sillas metálicas en la terraza y en el jardín para un té absolutamente romántico, el Museo Galliera, justo frente al Museo de Arte Moderno, con sus jardines ideales para tomar sol o disfrutar de la sombra,y los del Museo Zadkine, en el 100 de la rue d’Assas, en el corazón del Barrio Latino, de discreta entrada y sorprendente estilo expresionista.

Foto: WikiPedia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Turismo en París


Deja tu comentario