Rutas del Vino en París

Calle Mouffetard en Paris

La margen izquierda del Sena ofrece a los visitantes una experiencia histórica y monumental inolvidable; la margen derecha invita a descubrir lugares poco visitados por los turistas, sólo aptos para viajeros curiosos. Una y otra, con sus barrios históricos y lugares secretos, son los lugares ideales para degustar y aprenderlo todo acerca del vino francés, uno de los mejores del mundo junto con el verdadero París de los parisinos, un paseo que disfrutarán por igual principiantes y conocedores… mayores de 18 años.

Nuestra Ruta del Vino en París se desarrolla íntegramente en cuatro distritos de París: sobre la margen izquierda del Sena, los distritos 5 y 6; sobre la derecha, los distritos de Paris 1 y 2. Este recorrido nos permitirá sumergirnos en la auténtica cultura del vino de los bares y vinerías de París, con su ambiente pintoresco e interesantes asociaciones históricas.

En la margen izquierda lo mejor es dirigirnos al Museo del Louvre.  Justo al lado se encuentran algunas de las bodegas más importantes, como la famosa Bodega Real que prevía de vinos al rey Luis XV.   Aquí nos invitarán con variedades como los vinos de Sancerre, Champaña, Borgoña o Burdeos al mismo tiempo que nos relatan la historia del vino francés.

Para recorrer la ribera derecha nos encontraremos en la parte inferior de la calle Mouffetard, impregnada de la historia, el mito y la mística del escritor Ernest Hemingway. Aquí degustaremos nuestro primer vaso de vino para dirigirnos a la Iglesia de Saint Medard: fue fundada en 1140 y aparece en la famosa película  Amélie. Nuestro recorrido nos lleva hacia el Panteón, un impresionante templo cuya construcción fue ordenada por Luis XV en 1744 al arquitecto Jacques-Germain Soufflot. Originariamente fue una iglesia, pero después de la Revolución fue destinada a panteón de los mejores hombres de Francia, como Voltaire, Rousseau, Mirabeau, Marat, Victor Hugo y Emile Zola.

Así llegamos una calle con pequeños bares de vinos locales, con sus pisos de baldosa, sillas de madera y antiguas fotos en blanco y negro en las paredes. Continuando el camino pasaremos por la Iglesia de Santa Genoveva; su construcción se desarrolló entre 1492 y 1626 y se caracteriza por sus ventanas de cristal; aquí están también la famosa Universidad de la Sorbona y, en la rue de la Huchette, uno de los clubes de jazz más antiguos de París.

A medida que nos acercamos al Sena (y al final de nuestro paseo enológico) veremos la famosa Iglesia de Notre Dame y la siguiente degustación, una copa de Burdeos, en un ambiente auténtico y de atmósfera especial. En este barrio podremos elegir algún restaurante pequeño y tradicional para luego recorrer los puestos de los libreros a lo largo del río.

Foto: Jdoniach

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Turismo en París


Deja tu comentario