El Festival Mundial de Circo del Mañana

Circo Phenix

Las calles y las plazas de París regularmente son el escenario de animados espectáculos de circo moderno o tradicional, y también teatro de títeres que ya forma parte del paisaje parisino. Durante todo el año todos los distritos tienen su gran fiesta del circo.

Por ejemplo en octubre se presentan el circo JTC (Jóvenes Talentos de circo) en el Théâtre de la Cité Internationale, del distrito 14, la Village de Cirque, en la Pelouse de Reuilly, distrito 12, el Cirque électrique en la Porte des Lilas y el espectáculo “L’atelier du plateau fait son cirque”, en el distrito 19.

Pero si llegan en enero podrán participar del impresionante Festival Mundial de Circo del Mañana, protagonizado por el Cirque Phénix que hoy vamos a conocer.

El Circo Phénix fue creado a fines del siglo XX por Alain Pacherie, un productor de espectáculos desde la década del 70 del siglo XX, académico del circo ruso y jurado de importantes concursos, quien descubrió a los artistas de circo de todo el mundo que forman parte del espectáculo.

De hecho, el Circo Phénix es una construcción social de innegable belleza que integra artistas de diferentes culturas y orígenes cuyos espectáculos han sido vistos por más de tres millones de personas.

Son en total cincuenta artistas que garantizan emoción, risa y poesía acompañados por una orquesta en un espectáculo que finaliza con un impresionante despliegue de fuegos artificiales, integrando los clásicos del circo con las nuevas tecnologías 3D.

Interesará al visitante saber que los artistas del Circo Phénix provienen de las más prestigiosas escuelas de circo y teatro de Europa, como los virtuosos acróbatas de Suiza e Italia que combinan la técnica y el humor y los payasos tan ingenuos como intrépidos, o personalidades como Nicolas Besnard de la École Nationale du Cirque de Montreal o los jóvenes colombianos de la Escuela Nacional Circo Para Todos de Cali.

Queda mucho en el tintero, como las Reinas de África, un grupo etíope de increíbles contorsionistas o los malabares silenciosos de Morgan, los acróbatas chinos y los “Diablos de la pampa”, herederos de la tradición circense argentina que nació en el siglo XVIII.

El Cirque Phoenix funciona en una inmensa carpa con capacidad para 9000 espectadores, una escala única en el mundo, de ultra moderno estilo neoclásico, y sus espectáculos se basan en los nuevos conceptos del circo que consisten en desarrollar una historia interpretando un proyecto global.

El Cirque Phénix se encuentra en la Pelouse de Reuilly, en el distrito 12, y es muy fácil llegar con el metro descendiendo en la estación Liberté o con el autobús o el PC hasta la Porte de Reuilly.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ocio en París


Deja tu comentario