Mítico Montparnasse, barrio de poetas y bohemios

Montmartre

Este pintoresco barrio que abarca parte de los distritos 6, 14 y 15, conserva el espíritu bohemio de los artistas, escritores y pintores que lo habitaron y dejaron aquí sus sueños y quizás su alma.

Partimos de la estación de Port Royal, a lo largo de la Avenida del Observatorio; la Closerie des Lilas evoca el pasado literario del barrio.  Continuando por la Avenida de l’Observatoire hasta el Jardín Marco Polo, a la izquierda está la fuente des Quatre-Parties-du-Monde, una escultura de Jean Baptiste Carpeaux del año 1873.

El Instituto de Arte y Arqueología se encuentra al borde del callejón; fue construido por el arquitecto Paul Bigot entre 1925 y 1930. Es un edificio de ladrillo, extravagante y de estilo híbrido entre neo-morisco y un revivir del románico.

Al final de la Rue Michelet se encuentra la rue d’Assas que nos lleva hacia el callejón sin salida museo donde se 3encuentra el bucólico Museo Zadkine.

Retomamos el camino para continuar a la derecha por la rue Joseph Bara para caminar desde Notre-Dame-des-Champs hasta la Rue de la Grande-Chaumière, donde está la Academia de la Grande Chaumière en la que estudiaron Gauguin y Modigliani; todo el Moulin de la Charité, desde Lenormand al Boulevard du Montparnasse, fueron las cales en que los pintores tenían sus talleres, custodiados por la escultura de Balzac, realizada por Rodin, envuelta en su capa de piedra.

Hoy en día en este lugar conviven los bares y cines de moda con los cafés legendarios como el Vavin. Además, aquí tenían sus lugares de reunión Picasso, Aragón, Beckett y Faulkner. La Rotonda y la Coupole, atraen actualmente nostálgicos, bohemios burgueses y turistas curiosos.

Continuemos ahora por el Boulevard hasta donde Denfert-Rochereau se une a la Rue Campagne-Premiere y miremos detrás de la puerta del N° 9: aquí veremos cientos de estudios de artistas que se construyeron con materiales recuperados de la Exposición Universal de 1889, y el paso de Inferno con sus adoquines alineados y una decoración renovada sobre la antigua ciudad y los talleres transformados en viviendas.

Retomemos ahora el Boulevard Raspail; a la derecha se encuentra la Rue Victor Schoelcher, con sus fachadas decoradas con mosaicos y marquetería, edificios austeros de grandes ventanales; si tomamos desde aquí la Rue Froidevaux, llegaremos al famoso cementerio de Montparnasse.

En cambio si tomamos la Avenue du Maine hasta donde se une con la Rue de la Gaite, podemos echar un vistazo a la Comedia Italiana, un teatro cuya fachada está decorada con cabezas de actores.

Ya estamos llegando al final de nuestro recorrido; tomaremos el bulevar Quinet, y girando a la izquierda, hacia la torre, cruzaremos la plaza Raoul Dautry para volver a encontrar la Avenue du Maine. En este paseo, cerca del metro Montparnasse-Bienvenue, podemos disfrutar de unos talleres al aire libre organizados por el Museo de Escultura Antoine Bourdelle.

Foto: Photos Libres

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Turismo en París


Comentarios (2)

  1. En la página de Antonio Fuentes ( http://www.antoniofuentes.org ) puede encontrar un Certificado de Estudios en La Grande Chaumière de 1928 del pintor.
    Gracias

  2. Adriana dice:

    Hola Alfonso, ante todo gracias por comentar, muy interesante tu aporte, saludos!

Deja tu comentario